Investigando la resurrección: ¿Informaron acertadamente los discípulos sobre la resurrección de Jesucristo?

Print Friendly, PDF & Email

Resources to Help You Defend the Deity of Jesus(Investigating Easter: Were The Disciples Accurately Reporting the Resurrection of Jesus?)

He investigado una cantidad de homicidios de casos abiertos con el correr de los años, y estos casos a la larga acabaron ante un jurado. Al observar a los fiscales y abogados defensores presentan sus casos respectivos, he notado algo importante: todo caso tiene a la vez puntos fuertes y puntos débiles. Cuando empecé a examinar las afirmaciones del cristianismo, especialmente las variadas explicaciones de la resurrección, me di cuenta de que toda explicación también tenía puntos fuertes y puntos débiles. En Cristianismo: Caso Resuelto, he examinado varias explicaciones que los no creyentes ofrecen para la resurrección. En tanto que estas explicaciones en efecto tienen la capacidad limitada de dar razón de una o más piezas de la evidencia de la resurrección, todas ellas poseen el defecto fatal que las elimina de la consideración razonable (haga clic en los enlaces para explicaciones extendidas):

¿Se equivocaron los discípulos respecto a la muerte de Jesús?
No. Muchas fuentes romanas nada amistosas del primer siglo y de principios del segundo siglo afirmaron y reconocieron que Jesús fue crucificado y murió. Los guardias romanos enfrentaban la muerte si permitían que algún prisionero sobreviviera a la crucifixión. Jesús mostró sus heridas después de la resurrección pero nunca se le observó que se comportara como si estuviera herido. Jesús desapareció del registro histórico después de lo que se dice ser su resurrección y ascensión y nunca más se le volvió a ver.

¿Mintieron los discípulos en cuanto a la resurrección?
No. Las autoridades judías tomaron muchas precauciones para asegurarse de que la tumba estuviera guardada y sellada. Las personas locales del evento habrían sabido que era una mentira. Los discípulos carecían de motivo para inventarse tal mentira. La transformación de los discípulos después de la supuesta resurrección es inconsistente con la afirmación de que las apariciones fueron solamente una mentira.

¿Se imaginaron los discípulos la resurrección?
No. En tanto que los individuos tienen alucinaciones, no hay ningún ejemplo de grupos numerosos de personas teniendo exactamente la misma alucinación. En tanto que una alucinación breve, momentánea, de un grupo, puede parecer razonable, las alucinaciones largas, sostenidas y detalladas no tienen ningún respaldo históricamente y son intuitivamente irrazonables. Se informa que el Cristo resucitado fue visto en más de una ocasión, y por un número de diferentes grupos (y subgrupos). La ausencia del cuerpo es inexplicable bajo este escenario.

¿Fueron los discípulos engañados por un impostor?
No. Los discípulos sabían el tema del fraude mejor que cualquiera que pudiera engañarlos. Muchos de los discípulos fueron escépticos y ninguno mostró la necesaria ingenuidad que se hubiera requerido para que un impostor triunfe. Esta explicación tampoco da razón de la tumba vacía o el cuerpo faltante de Jesús. El farsante hubiera necesitado poseer poderes milagrosos.

Investigando la resurrección: ¿Fueron los discípulos simplemente influidos por visiones «espirituales» limitadas?
No. La teoría no da razón de las apariciones numerosas, divergentes y a grupos separados, de Jesús, que se registran en los Evangelios. Se nos dice que había tantas como quinientas personas disponibles para testificar de su observación de Cristo resucitado (1 Corintios 15:3-8). No es razonable creer que un convencedor igualmente persuadió a todos los discípulos aun cuando ellos en realidad no vieron nada de lo que se registró. Esta explicación tampoco da razón de la tumba vacía o del cadáver faltante.

¿Es la resurrección una leyenda tardía?
No. En los relatos más tempranos de la actividad de los discípulos después de la crucifixión se les ve citando la resurrección de Jesús como la pieza primaria de evidencia de que Jesús era Dios. Los estudiantes de los discípulos también registraron que la resurrección era un componente clave del testimonio de los discípulos como testigos oculares. El credo cristiano o registro oral más temprano conocido (según Pablo lo describe en 1 Corintios 15) incluye la resurrección como un componente clave.

Cada una de estas explicaciones no es razonable, dada las muchas faltas fatales que he descrito aquí. Hay, por supuesto, otra explicación que los cristianos ofrecen: que Jesús verdaderamente resucitó de los muertos, y que los Evangelios son relatos acertados de testigos oculares de este evento. Esta explicación da razón de la tumba vacía, las observaciones de la resurrección, y la transformación de los apóstoles. Sería ingenuo, sin embargo, aceptar esta explicación sin reconocer el hecho de que también tiene una debilidad que ha sido examinada y expresada por escépticos y no creyentes. La afirmación de que Jesús verdaderamente resucitó de los muertos presenta la siguiente preocupación y objeción:

  1. Esta explicación requiere una creencia en lo sobrenatural; una creencia de que Jesús tenía el poder sobrenatural de resucitar de los muertos, para empezar.
La explicación cristiana (aunque es una explicación milagrosa, sobrenatural) adolece del menor número de debilidades y deficiencias. Click To Tweet

La explicación cristiana (aunque es una explicación milagrosa, sobrenatural) adolece del menor número de debilidades y deficiencias. Si simplemente abordamos la investigación sin un prejuicio preexistente contra cualquier cosa que sea sobrenatural, la explicación cristiana da razón de toda la evidencia sin ninguna dificultad. La conclusión de que Jesús resucitó (tal como se informa en los Evangelios) se puede inferir sensiblemente de la evidencia disponible. La resurrección es razonable. Este breve repaso de los asuntos relativos a la resurrección se toma de mi libro Cristianismo: Caso Resuelto. Para más información, refiérase al capítulo 2: Aprenda cómo inferir. Una evaluación completa de la evidencia para la resurrección también se puede obtener en un breve tratado accesible titulado ALIVE.

J. Warner Wallace es un detective de homicidio en casos fríos, Senior Fellow en el Colson Center for Christian Worldview, profesor adjunto de apologética en la Universidad de Biola, y autor de Cristianismo, Caso Resuelto and Fe Forense.

Cuando Wallace aplicó sus habilidades como perito detective a las afirmaciones del Nuevo Testamento, llegó a una comprensión sorprendente: el caso por el cristianismo fue tan convincente como cualquier caso con el cual él jamás había trabajado como detective. El libro Cristianismo: Caso Resulto ofrece una apologética única que habla del interés intenso de los lectores en las historias de detectives. El Cristianismo: Case Resuelto inspira a los lectores a tener confianza en Cristo mientras los prepara para articular el caso para el cristianismo.

Más artículos en español AQUÍ. ¡Visita nuestro sitio web español AQUÍ!

Check Also

Detective de casos cerrados: Soy cristiano por los “datos”, no por que “eso me funciona”

(Cold case detective: I’m a Christian because of ‘data’, not ‘because it works for me’) …