Cuatro Razones por las Que Debemos Aceptar los Evangelios Como Relatos de Testigos Oculares

Print Friendly, PDF & Email

(4 Reasons We Should Accept the Gospels As Eyewitness Accounts)Gospels

En la película Dios No Está Muerto 2 se me pidió que defendiera la historicidad de Jesús y la confiabilidad de los Evangelios como relatos de testigos oculares. Muchos escépticos rechazan la autoridad de testigos oculares de los relatos de los Evangelios, aun cuando la iglesia temprana seleccionó y abrazó los Evangelios canónicos basados primordialmente en la autoridad de testigos oculares de sus autores. Algunos críticos incluso argumentan que los Evangelios nunca tuvieron el propósito de que se los viera como testimonio de testigos oculares, a pesar del hecho de que los estudiantes más tempranos de los apóstoles (y los líderes de la primera iglesia) repitieron el contenido de los Evangelios en sus propias cartas, afirmando el estatus de testigos oculares de sus autores. En mi calidad de detective de caso abierto que examina los relatos de testigos oculares todos los días, yo investigué los relatos en mi libro Cristianismo: Caso Resuelto. Mi investigación me conduce a concluir que a los Evangelios del Nuevo Testamento se lo debe considerar como relatos de testigos oculares por cuatro razones:

1. Los autores del evangelio afirmaron la autoridad de testigos oculares
Los autores de los Evangelios proclamaron su autoridad como testigos oculares (o como cronistas de testigos oculares), y los creyentes más tempranos abrazaron la autoría tradicional de los testigos oculares. Los autores de los Evangelios (sus fuentes repetidas veces se identifican como testigos oculares.:

2 Pedro 1:16-17
Porque no os hemos dado a conocer el poder y la venida de nuestro Señor Jesucristo siguiendo fábulas artificiosas, sino como habiendo visto con nuestros propios ojos su majestad.

Juan 21:24-25
Éste es el discípulo que da testimonio de estas cosas, y escribió estas cosas; y sabemos que su testimonio es verdadero. Y hay también otras muchas cosas que hizo Jesús, las cuales si se escribieran una por una, pienso que ni aun en el mundo cabrían los libros que se habrían de escribir.

Lucas 1:1-4
Puesto que ya muchos han tratado de poner en orden la historia de las cosas que entre nosotros han sido ciertísimas, tal como nos lo enseñaron los que desde el principio lo vieron con sus ojos, y fueron ministros de la palabra, me ha parecido también a mí, después de haber investigado con diligencia todas las cosas desde su origen, escribírtelas por orden, oh excelentísimo Teófilo, para que conozcas bien la verdad de las cosas en las cuales has sido instruido.

2. Los primeros creyentes confirmaron la autoridad de testigos oculares
Los primeros creyentes y los padres de la iglesia aceptaron los relatos de los Evangelios como documentos de testigos oculares. Papías, al describir la autoría del Evangelio de Marcos, por ejemplo, dijo: “Marcos, habiendo llegado a ser el intérprete de Pedro, puso por escrito de manera precisa, aunque no en verdad en orden, lo que sea que recordaba de las cosas que Cristo dijo o hizo.” Además, Papías, Ireneo, Orígenes y Jerónimo afirmaron la autoría de Evangelio de Mateo por el cobrador de impuestos descrito en el relato, escrito para los hebreos en su dialecto nativo.

3. La autoría de testigos oculares fue fundamental para el crecimiento de la iglesia
La autoría de testigos oculares de los apóstoles fue la clave para la expansión de la iglesia temprana. Los apóstoles estuvieron unificados en la manera en que proclamaron a Cristo. Repetidamente se identificaron a sí mismos, primero y primordialmente, como testigos oculares:

Hechos 2:23-24, 32
A éste [Jesús], entregado por el determinado consejo y anticipado conocimiento de Dios, prendisteis y matasteis por manos de inicuos, crucificándole; al cual Dios levantó, sueltos los dolores de la muerte, por cuanto era imposible que fuese retenido por ella… A este Jesús resucitó Dios, de lo cual todos nosotros somos testigos.

4. La autoría de testigos oculares se usó para validar los escritos del Nuevo Testamento
Incluso Pablo entendió la importancia de la autoridad de testigos oculares. Continuamente se refirió a su propio encuentro con Jesús para establecer la autenticidad de su oficio y escritos. Pablo también dirigió a sus lectores a otros testigos oculares que podían corroborar sus afirmaciones:

1 Corintios 15:3-8
Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras; y que apareció a Cefas, y después a los doce. Después apareció a más de quinientos hermanos a la vez, de los cuales muchos viven aún, y otros ya duermen. Después apareció a Jacobo; después a todos los apóstoles; y al último de todos, como a un abortivo, me apareció a mí.

Los evangelios fueron escritos como relatos de testigos oculares dentro de la larga tradición de la comunidad cristiana temprana. Click To Tweet

Los Evangelios fueron escritos como relatos de testigos oculares dentro de la larga y rica tradición de evidencia de la comunidad cristiana temprana. La iglesia temprana puso alto valor a la evidencia provista por Jesús y la autoridad de los apóstoles como testigos oculares. Los Evangelios fueron aceptados y afirmados debido a su estatus como relatos de testigos oculares. Esta autoridad fue inherente en los Evangelios, comisionada por Jesús, afirmada por los autores de los Evangelios, confirmada por los primeros creyentes, fundamental para el crecimiento de la iglesia, y usada para validar el canon del Nuevo Testamento. Hay buenas razones para aceptar los Evangelios como relatos de testigos oculares.

J. Warner Wallace es un detective de homicidio en casos fríos, Senior Fellow en el Colson Center for Christian Worldview, profesor adjunto de apologética en la Universidad de Biola, y autor de Cristianismo, Caso Resuelto and Fe Forense.

Cuando Wallace aplicó sus habilidades como perito detective a las afirmaciones del Nuevo Testamento, llegó a una comprensión sorprendente: el caso por el cristianismo fue tan convincente como cualquier caso con el cual él jamás había trabajado como detective. El libro Cristianismo: Caso Resulto ofrece una apologética única que habla del interés intenso de los lectores en las historias de detectives. El Cristianismo: Case Resuelto inspira a los lectores a tener confianza en Cristo mientras los prepara para articular el caso para el cristianismo.

Más artículos en español AQUÍ. ¡Visita nuestro sitio web español AQUÍ!

Check Also

¿Cómo Podemos Saber si un Testigo Dice la Verdad?

How Can Be Sure A Witness Is Telling the Truth? Los Evangelios son declaraciones de …