¿Por Qué un Dios Bueno Haría Cosas Malas?

Print Friendly, PDF & Email

Why Would a Good God Behave So Badly?

Tengo muchos amigos incrédulos que se ríen cuando afirmo que el Dios de la Biblia es todopoderoso y todo amoroso. Mientras leen el Antiguo Testamento, señalan una variedad de pasajes y episodios en los que Dios parece ser cualquier cosa menos amoroso. Citan pasajes, por ejemplo, donde Dios parece ordenar el saqueo y el asesinato de los enemigos de Israel con gran brutalidad. ¿Cómo puede un Dios que ordenaría la destrucción brutal de los enemigos de Israel ser llamado moral o amoroso? Es fácil para nosotros juzgar las palabras y las acciones de Dios como si fuera simplemente otro ser humano, sujeto a un estándar objetivo que lo trasciende. Pero cuando juzgamos las acciones de Dios de esta manera, estamos ignorando su única autoridad y poder. Mientras que Paul Copan ha hecho un gran trabajo (¿Es Dios un monstruo moral?: Entendiendo el Dios del Antiguo Testamento), describiendo el contexto apropiado de estos pasajes en el Antiguo Testamento, y por Clay Jones (La Destrucción de Los Cananeos: una respuesta a las afirmaciones del “Genocidio divino” del nuevo ateísmo), describiendo la visión que Dios tenía del pecado de los vecinos de Israel, me gustaría agregar las siguientes observaciones sobre la naturaleza de Dios cuando consideramos sus acciones en el Antiguo Testamento:

¿Cómo puede un Dios que ordenaría la destrucción brutal de los enemigos de Israel ser llamado moral o amoroso? Click To Tweet

Dios es el mejor artista
Si tú y yo estuviéramos juntos en una clase de arte y de repente me sintiera frustrado con mi dibujo y decidiera destruirlo, no te quejarías en lo más mínimo. Sin embargo, si me acercaba a su caballete y destruía su boceto, ciertamente se quejaría de que estaba haciendo algo injusto. Usted ve, el artista tiene la autoridad y el derecho de destruir su propio trabajo. El arte pertenece al artista. Si hay un Dios, toda la creación es obra suya. Él tiene el derecho de crear y destruir lo que es Suyo, incluso cuando esta destrucción pueda parecer injusta para la obra de arte en sí misma.

Dios es el mejor medico
Si usted o yo sufrimos una mordedura de serpiente en nuestro codo y estuvimos a millas del hospital más cercano, un médico podría aconsejarnos (por teléfono) que se haga un torniquete en el brazo para salvarnos la vida. Al hacerlo, seguramente sacrificaríamos una mano sana para evitar que el veneno se propague a nuestro corazón. Pero el médico entiende que esta acción drástica es necesaria para evitar nuestra muerte. Es posible que usted y yo no estemos de acuerdo con el plan o el resultado, pero el médico lo sabe mejor. El plan de tratamiento pertenece al doctor. Si hay un Dios, todos nosotros somos Sus pacientes. Él tiene la sabiduría y la autoridad para tratarnos como lo crea conveniente, incluso cuando no podamos comprender el peligro general que enfrentamos si no se toman medidas drásticas.

Dios es el Salvador más grande
Si usted y yo vivimos como si nuestras vidas mortales fueran lo único que tenemos, a menudo nos sentiremos frustrados de que nuestras vidas parezcan estar llenas de dolor e injusticia. Pero la cosmovisión cristiana describe la existencia humana como eterna. Tenemos una vida más allá de la tumba. Vivimos por más de 80 o 90 años; vivimos para siempre, ya sea con Dios en el cielo o separados de Dios por toda la eternidad. Si hay un Dios, ciertamente está más preocupado por nuestra existencia eterna que por nuestro confort mortal. Sus planes son más grandiosos que nuestros planes. Sus deseos eternos son mayores que nuestros deseos mortales. Si hay un Dios, Él está más preocupado por salvarnos por la eternidad que por hacer que nuestras vidas mortales sean seguras.

Dios tuvo la sabiduría y la compasión como el Gran Salvador para hacer lo necesario para proteger la vida espiritual eterna de Su creación. Click To Tweet

Los cristianos entienden que ha habido momentos en la historia de la humanidad en que el pueblo escogido de Dios (aquellos que confiaron en Él) estaba en gran peligro espiritual eterno por parte de aquellos que los rodeaban. Dios entendió el riesgo como el Gran Médico y a menudo prescribió una acción drástica para cortar la amenaza. Dios tenía la autoridad como el Gran Artista para destruir lo que era Suyo en primer lugar, y también tenía la sabiduría y la compasión como el Gran Salvador para hacer lo que era necesario para proteger la vida espiritual eterna de Su creación. Si Dios no actuara en estas situaciones, difícilmente lo llamaríamos todopoderoso y amoroso.

J. Warner Wallace es un detective de homicidio en casos fríos, Senior Fellow en el Colson Center for Christian Worldview, profesor adjunto de apologética en la Universidad de Biola, y autor de Cristianismo, Caso Resuelto and Fe Forense.

Cuando Wallace aplicó sus habilidades como perito detective a las afirmaciones del Nuevo Testamento, llegó a una comprensión sorprendente: el caso por el cristianismo fue tan convincente como cualquier caso con el cual él jamás había trabajado como detective. El libro Cristianismo: Caso Resulto ofrece una apologética única que habla del interés intenso de los lectores en las historias de detectives. El Cristianismo: Case Resuelto inspira a los lectores a tener confianza en Cristo mientras los prepara para articular el caso para el cristianismo.

Más artículos en español AQUÍ. Traducción original AQUÍ. ¡Visita nuestro sitio web español AQUÍ!

Check Also

What is the Meaning of the Cross?

When I first became interested in examining the Gospels as eyewitness accounts, I really had …